_DSC7953 (732x1024)

Puedes comer lo mismo que se te permitió comer durante tu gestación:

Es realmente un mito que los alimentos hagan daño al bebé.

Hoy día sabemos que muchos medicamentos que antes se ingerían, previa suspensión de la lactancia materna, ahora se pueden ingerir sin suspender la lactancia ( fíjate por ej. cuando se realiza una cesárea, en donde son introducidos muchos medicamentos, químicos potentes, directamente a la sangre de la mamá, el bebé puede ser amamantado enseguida.

No pienses que todo lo que tú comes es licuado en tu cuerpo y es lo que le llega a tu bebé-¦ Es un proceso muy complejo que implica –protección– para la cría; si no fuera así, a una mamá que le practican una cesárea, y le colocan antibióticos vía intravenosa, no le colocarían a su bebé enseguida-¦

Así que atrévete con las coles, granos, pescados, lácteos, cítricos, chocolates y hasta puedes brindar con una copita de vino por el nacimiento de tu bebé-¦