Los bebés amamantados duermen muy corto tiempo en la cuna:

Pasados los primeros días ya el bebé no duerme tanto: duerme preferiblemente en tus brazos mientras lo amamantas. Como tu leche sale ya digerida no se realiza el proceso de digestión y por esto, el combustible llega más rápidamente a su cerebro y a sus músculos, por lo que el bebé está listo para la acción casi de inmediato.

Debes contabilizar sus horas de sueño incluyendo el tiempo que pasa en el seno, pues amamantando el bebé tiene la capacidad de dormir en dos planos: succionando y descansando. Recuerda que los cachorritos de mamíferos son sonámbulos, dormidos, siguen chupando-¦