34281_449813430609_2682708_n

El llanto es su manera de comunicarse. Es, además, su grito de supervivencia: si no llora, no es atendido-¦ Todo cachorrito de mamífero trae un llanto de supervivencia muy fuerte y a medida que va madurando su sistema neurológico, su llanto va modificándose. Así, un bebé recién nacido puede pasar del llanto a la serenidad en fracciones de segundos.

No tienes que relacionar siempre su llanto al hambre o a la presencia de cólicos: los bebes amamantados de forma exclusiva lloran al colocarlos en cualquier sitio que no sean los brazos, pues se despiertan y necesitan volver al pecho, para volver a succionar y llegar a ese estado de bienestar al que llegan cuando succionan.