_DSC2324 (681x1024)Cuando un conducto se bloquea, tus senos pueden doler, ponerse sensibles, endurecidos y rojizos. Esto puede ser causado porque el bebé no está chupando correctamente o no está bien posicionado en el pecho, un sostén o ropa muy ajustada o bien, congestión del seno.

Intenta amamantar más frecuentemente o con otras posiciones. Masajea suavemente la zona dolorida desde atrás hacia el pezón mientras estés amamantando y si lo necesitas, usa una compresa fría luego de amamantar.